¿Para qué sirven los inciensos?

Actualmente el incienso es más y más y conocido y con el paso de los años se ha posicionado en algo común para dar un toque agradable a cualquier espacio sin embargo su origen se remonta a mucho tiempo atrás.
La palabra incienso hace referencia a una sustancia aromática que es obtenida de ciertos árboles resinosos y muy empleada para fines religiosos.


La palabra también se utiliza para referirse al humo o perfume que produce la combustión del incienso.

¿Cuál es la función de los inciensos?
Cuando inspiramos un aroma, el efecto alquímico resulta instantáneo. Desde la antigüedad, las esencias y fragancias se han usado para alejar energías negativas y purificar el alma, así que hoy día se mantiene su versatilidad para trabajar las emociones y atraer cosas que se desean..

Las propiedades aromáticas del incienso hacen frecuente su uso para la armonización de los espacios. Por eso, en el plano doméstico, son empleados para retirar energías negativas de un hogar, propiciar el flujo económico positivo y procurar la armonía en las relaciones personales de quienes allí viven.


Algunas personas incluso lo emplean para aliviar problemas de insomnio, por el ambiente de esperanza y paz que suscitan algunas de sus combinaciones.


En el feng shui, creencia milenaria de la cosmogonía china, se cree que el incienso resulta ideal para activar la energía relacionada con la prosperidad y la capacidad económica de una familia. Esto debido a que se activa con el elemento fuego que, en este arte, habla de motivación, emprendimiento, dinamismo y termina por atraer el dinero.  


Los diversos aromas del incienso también suelen ser empleados en el hogar para ocultar olores desagradables, dado que se trata de un elemento natural, cuya fragancia perdura por varias horas, sin toxicidad alguna.

Fuentes: CincoNoticias DeMuseo BuenaVibra

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Comentarios